Oftalmologia·Parasitos·Zoonosis

Desmontando a Onchocerca lupi.

onchocerca lupi
Onchocerca lupi

Aviso que viene articulo espeso, así que mejor acostar a los niños y concentrarse que vienen curvas. Le he dado muchas vueltas en como enfocar este tema y he preferido la versión más entendible hasta por mí. Si me queréis leerlo hasta el final.

El otro día me he encontrado un twit de Mascan en el que me enviaba una noticia sobre la primera notificación de una infestación por Onchocerca lupi en España. La verdad es que algo había oído pero no había visto la noticia todavía negro sobre blanco. Pensé en el momento de leerla que alguien profano podría preocuparse por su perro, por su gato o por si mismo y su familia, y decidí que lo mejor era hacer un artículo que me obligaría a investigar un poco sobre el bicho y de paso aclararos algo a vosotros.

No fue fácil encontrar información básicamente porque no hay. La bibliografía que hay disponible son la wikipedia y 4 artículos en inglés de estudios americanos. De todas formas por suerte la Onchocerca lupi tiene muchos primos/as que sí conocemos y que comparten muchas características con ella, así que desempolvé algún viejo libro de parasitología y esto es lo que saqué en claro. Como siempre lo comparto con vosotros porque soy así de desprendido.

Ojo que empieza lo duro.

Onchocerca lupi es un parásito nematodo filaria que para entendernos es un bicho con forma de lombriz y que como cuando hablamos de la toxoplasmosis también tiene un ciclo vital, lo malo que en este caso no se conoce con exactitud.

Aquí es cuando echamos mano de sus primos que si conocemos su andadura por la vida.

Los Onchocerca tienen por decirlo así dos estados, adulto y larvario que a su vez se divide en varias fases. Los adultos según la especie están en diversos tejidos de distintos animales, normalmente en piel, tejido conectivo de articulaciones, la aorta, etc.. la hembra que es vivípara (que no pone huevos si no que da a luz unas larvas) deja a su prole y estos pueden migrar hasta situarse en la zona donde suelen picar los insectos que son vectores de la enfermedad para que al absorber la sangre del animal se vayan con el insecto las larvas, estas larvas después de un tiempo por diferentes mudas aumentan de tamaño y van evolucionando hasta larva IV que no es el título de ninguna película si no que es la que cuando vuelva a picar el mosquito se va a quedar en la piel del nuevo hospedador. Allí pasará a adulto, se casará y volverá a tener hijos.

simulium tribulatum
Simulium tribulatum

El problema de esta familia de golfos es que en el momento de nacer las larvas son migratorias y ahí es cuando hacen daño. Provocan reacciones inflamatorias severas y dependiendo de la zona así serán los síntomas que notaremos en el animal o en el humano. Si es una articulación puede que la cojera sea el síntoma principal pero si son los ojos puede causar ceguera.

En humanos existe la enfermedad de la oncocercosis, provocada por la Onchocerca volvulus prima hermana de la Onchocerca lupi que afecta a los humanos sobre todo en África y también en mucha menor medida en América central y América del sur. Es la principal causa de ceguera en África (si no lo es en todo el mundo) y es transmitida por una mosca muy fea que se llama Simulium tribulatum. En la transmisión de esta enfermedad no interviene ningún animal salvo esta mosca, que quede claro.

Tanto esta Onchocerca volvulus como muchas otras que afectan a otros animales, como vacas, burros, caballos, búfalos australianos, búfalos africanos, ciervos alemanes, etc…. ya se conocían y estaban más o menos estudiadas hace años. Onchocerca lupi sin embargo se descubrió por primera vez en un lobo de Georgia allá por 1967, después se encontrarían más casos en Hungría, Alemania, Grecia, Oriente próximo, Lejano Oriente y (lo que nos importa más) nuestro vecino Portugal.

Se hubiera quedado la pobre Onchocerca lupi como una enfermedad más de los perros y gatos (sencilla de curar con un antiparasitario rutinario) si no fuera porque el número de humanos afectados está aumentando desde que salió a la luz el primer caso que afectó a una chica de 22 años en Turquía, donde la lombriz fue extirpada de la región subconjuntival de su ojo izquierdo después de que unos días antes le hubiera picado algo en el párpado superior, después hubo más casos en Túnez, Irán y Estados Unidos. En este último  fue muy atípico porque el quiste de la lombriz se encontraba en la columna vertebral muy cerca de la médula espinal. De todas formas que afecte a personas es a día de hoy muy pero que muy raro.

Conclusiones:

  1. Antes de nada quiero destacar el enfoque tan bueno de la noticia que en ningún momento cae en la tentación de alarmar y así vender mucho más la noticia. Es rigurosa y objetiva. Un diez.
  2. El hecho de que aparezcan casos en Huelva, provincia limítrofe con el sur del Portugal, zona endémica de la enfermedad, ya nos hacía pensar que en España no íbamos a ser menos y que probablemente también tuviéramos, de hecho por eso se hace el estudio.
  3. El estudio demuestra que si hay positivos y en un porcentaje alto. Siempre hay que contar que el estudio se hizo con perros de perrera no con perros de familias.
  4. Prevenir y tratar esta enfermedad es sencillo y con un protocolo de desparasitación adecuado no tendremos problemas.
  5. El riesgo para la población humana es de momento remoto, pero como siempre la desparasitación de nuestras mascotas nos ayuda a mantener la salud de toda la familia.
  6. El artículo está enfocado a veterinarios y médicos para que a partir de ahora cuenten con esa enfermedad para sus diagnósticos y que conozcan un poco más sobre la enfermedad. A mí  me ha servido para investigarla un poquito.

 

En fin si llegaste hasta aquí te lo agradezco infinito porque esta vez no era fácil.

Un saludo y no dudes en compartir el artículo (aunque este no le va a atraer a nadie) que a mí me hace mucha ilusión.

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “Desmontando a Onchocerca lupi.

  1. ¡¡¡Increíble!!!, pero cierto. Estos “bichejos” desagradables todos, para que nos vamos a engañar…
    Sin embargo resulta apasionante leer y descubrir información sobre estos parásitos y cómo repercuten en la salud de los animales y personas y ¡¡lo que nos queda!!.
    Muchos ni siquiera están catalogados y otros están por venir para quedarse (ya sean mutaciones o el cambio climático o una mezcla de todo…).
    Como bien dices no son muy agradables pero son infinitamente interesantes y ante todo tenerlos siempre presentes, están ahí fuera esperando su oportunidad…
    Saludos !!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s